Advertisement:

Entre gritos y chicanas se aprobó la rendición de cuentas del último año de Torchio

Luego de cuatro horas de sesión se aprobó la rendición de cuentas del período ejecutivo del 2021; el último año del ex intendente Walter Torchio. El oficialismo obtuvo la mayoría de votos debido a que el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Jose Luis Ledesma se retiró del recinto sin votar. Gritos, chicanas y pases de facturas fueron los protagonistas.

Como inicio de los discursos comenzó la concejal del Frente de Todos, Luisina Deponte quien hizo un balance de lo que el municipio gastó a lo largo del 2021 repasando obras, programas y los gastos vinculados a la situación de pandemia que tuvo lugar en dicho año.

Por el espacio político de Juntos UCR y Bloque 8 de enero, el concejal Jose Luis Romagnoli dio un detalle centrado sobre todo en lo técnico y con una gran preocupación explicó toda una serie de fallas que tiene la obra del nuevo corralón en su base y que ahora deberá hacerse nuevamente con los gastos que ello implica. Además puso especial enfásis en la cuestión medioambiental criticando el relleno sanitario que está ubicado en la localidad de Gobernador Arias, por no contar con las condiciones adecuadas y ser un factor altamente contaminante.

Durante varios momentos de la sesión hubo cruces muy subidos de tono con gritos y chicanas entre el concejal, Andres Aguirrezabala de Juntos y las concejales Ana Laffont y Mariana Nuñez del Frente de Todos.

El presidente del Honorable Concejo Deliberante Jose Luis Ledesma bajó a la banca y en su discurso criticó al Secretario de finanzas y hacienda, Cristian Massone por «dibujar los números» y en este sentido expresó «en el último día del año 2021, aumentaron el presupuesto de 1255 a 3015 millones para que cerraran las cuentas. El secretario de hacienda es un mago». Luego de ello se retiró del recinto y no emitió su voto por lo que de esta manera el oficialismo logró votar la rendición con 7 votos y 6 votos pertenecientes al bloque de Juntos.

Esta situación generó un gran enojo entre los concejales de Juntos UCR-8 de enero quienes en palabras del único orado Andres Aguirrezabala mencionó que fue «funcional al gobierno actual».

Una sesión que se vio atravesada por egos políticos, con poco contenido y con cada vez menos llega a la comunidad casarense.

Advertisement: