Advertisement:

Crear el “Programa Municipal de Gestión Menstrual”, una propuesta de la concejal, Agustina Lombide

El pasado 8 de Julio ingresó en el Concejo Deliberante de nuestra ciudad  un proyecto de ordenanza que propone la creación de un Programa Municipal de Gestión Menstrual. El mismo fue presentado por la concejal Agustina Lombide.

La iniciativa surgió a partir del intercambio con concejales de otros distritos interesados y preocupados por esta problemática.

A su vez, este proyecto se desprende de una campaña a nivel nacional denominada #Menstruacción, impulsada por la ONG “Economía Femini(s)ta” el 8 de marzo de 2017.

POLÍTICA PÚBLICA PARA LAS MUJERES

Según la Concejal Lombide “la intención de la campaña es visibilizar que el acceso a la gestión menstrual es un factor de desigualdad, que las concepciones estigmatizantes de la menstruación generan que sea una desventaja concreta porque no se garantiza el acceso a productos. Por lo tanto, este tema debe estar presente en la agenda para el avance de nuestros derechos y que se conviertan efectivamente en políticas públicas”.

CIFRAS EN EL PAÍS

En Argentina, hasta el momento se presentaron 16 proyectos de ley de alcance nacional, provincial y local, en el marco de esta campaña que basa su reclamo básicamente en dos aspectos: la distribución gratuita de métodos de gestión menstrual en escuelas, hospitales, instituciones de asistencia social y otros espacios comunitarios; y por otro lado,  la eliminación del IVA a los productos menstruales. Como un ejemplo en esta línea, en marzo de este año, el municipio de Morón aprobó una ordenanza municipal para asegurar la provisión gratuita de productos de gestión menstrual, creando un antecedente único en nuestro país.El 28 de mayo, Día Mundial de la Higiene Menstrual, la ciudad de Santa Fe también aprobó una ordenanza para la provisión gratuita, siendo la primera capital provincial de nuestro país en contemplar este derecho.

DATOS QUE AVALAN LA PROPUESTA

Los fundamentos de esta campaña surgen de datos concretos y relevados por la ONG mencionada: en Argentina, la brecha salarial promedio es del 27,7%, pero más del 38% de las asalariadas están en situación de informalidad donde la brecha asciende al 37%. A su vez, la mitad de las mujeres en nuestro país gana menos de $17.900 mensualmente y el costo estimado de gestionar la menstruación en 2020 mediante la compra de toallitas y tampones es de entre 2.900 y 3.800 pesos argentinos. Este gasto no es optativo ya que se trata de una necesidad fisiológica que debe ser atendida.

PONER EN AGENDA LA IGUALDAD

“Cuando se habla de pobreza menstrual, ese término se refiere a la imposibilidad de acceder a productos sanitarios; educación sobre gestión menstrual; inodoros o instalaciones para lavarse las manos y/o gestión de residuos. La falta de acceso a servicios básicos nos lleva a pensar en todos los riesgos para la salud que desencadena la imposibilidad de garantizar este derecho. No podemos pensar en igualdad de género siendo testigos de una desigualdad sistémica ignorada en la agenda pública”, aseguró Agustina Lombide y agregó que “por eso este proyecto pretende avanzar con soluciones concretas para que no se le niegue a ninguna persona el derecho a gestionar su ciclo menstrual de forma digna y saludable”.

Advertisement:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *