Advertisement:

Arañando la hazaña: Agropecuario perdió por la mínima con Boca y en la última casi lo empata

El sojero quedó eliminado de la Copa Argentina con la frente en alto tras caer por 1-0 contra Boca Juniors en Salta. El conjunto de Carlos Casares jugó casi todo el partido con un jugador menos y la última jugada del partido casi lo empata.

Boca Juniors que viene de reemplazar el DT y con altibajos, cumplió, sigue a paso firme en la Copa Argentina y se metió en los cuartos de final del certamen, donde espera por el ganador del duelo entre Quilmes y Deportivo Madryn.

Exequiel Zeballos encendió las alarmas por su lesión, volvió Darío Benedetto (ingresó en el segundo tiempo) y Agustín Rossi fue suplente (atajó Javier García).

Todos los planes de los dos entrenadores cambiaron en apenas cinco minutos, cuando el defensor Milton Leyendeker le cometió una durísima infracción a Exequiel Zeballos. Originalmente, el árbitro Maximiliano Ramírez decidió amonestar al zaguero. Sin embargo, modificó su decisión (apoyado en sus asistentes) y finalmente le mostró la roja.

El Changuito, con lágrimas en los ojos, no pudo continuar por el dolor en su tobillo derecho, una lesión que enciende las alarmas en el Xeneize.

Hugo Benjamín Ibarra mandó a la cancha a Sebastián Villa en su lugar. Por su parte, Diego Osella, entrenador del Sojero, se vio obligado a meter mano en el equipo: sacó al delantero Nahuel Luján y puso al defensor Lucas Vesco.

Desde entonces, el Xeneize aprovechó el hombre de más y dominó la posesión de la pelota. Boca generó algunas aproximaciones y, a los 24 minutos, logró abrir el marcador: tras un centro preciso de Oscar Romero en un corner, Guillermo «Pol» Fernández conectó y anotó el 1-0.

El equipo de Hugo Benjamín Ibarra tuvo algunas chances de estirar la ventaja (la más clara, un mano a mano que se perdió Romero). Por su parte, Agropecuario apenas avisó con un remate del uruguayo Guzmán Pereira.

En la segunda mitad, Boca controló el partido, aunque avisó en muy pocas oportunidades. Una de ellas, un bombazo de Aaron Molinas, que pasó cerca del travesaño. Una jugada que contó con la intervención de Darío Benedetto, quien regresó tras su lesión en el tobillo izquierdo (se había perdido los últimos tres partidos).

Mientras tanto, Agropecuario casi ni pisó el área de Javier García, pero se perdió el empate en la última jugada (Mateo Maccari no la pudo empujar abajo del arco).

Agropecuario se volvió a Carlos Casares con las manos vacías pero sabiendo que le jugó de igual a igual a uno de los más grandes del fútbol argentino.

Advertisement: