Advertisement:

Ana Laffont se despidió de la presidencia del Concejo Deliberante con un mensaje claro: “En la política no se puede ser gris”

Tras 8 años al frente de la presidencia del Honorable Concejo Deliberante la concejal y dirigente peronista, Ana Laffont se despidió con aplausos, elogios y lágrimas de emoción. “En la política no se puede ser gris, o se es blanco o se es negro, apasionado”, dejó en su mensaje final la edil justicialista.

En su despedida la presidenta del cuerpo de concejales expresó “le agradezco a los concejales por los momentos vividos, buenos, malos, las amistades que hemos cosechado, las no amistades, las tristezas y los desencuentros porque uno aprende”.

Además Laffont le envío sus agradecimientos a la oposición “agradezco a la oposición por el respeto que tenían”.

También dejó un mensaje para los nuevos que viene a la política “Como apasionada y militante a los que tienen responsabilidades políticas elijan hombres y mujeres de la política, cuando elegimos a los que no venían de la política no nos ha ido muy bien, porque la política es algo que se siente”.

“En la política no se puede ser gris, o se es blanco o se es negro, apasionado, después tenemos encuentros o desencuentros, pero la política es apasionada”, sostuvo Ana Laffont en su discurso de despedida.

La despedida de la Concejal Maricel García

El mensaje de la concejal , Maricel García a Ana Laffont “Dejaste todo en esa banca. Hiciste lo posible y lo imposible. Tu impronta de espíritu, guerrero, generoso, militante, didacta y comprometido te permitieron un desempeño inigualable y dejar una huella imborrable dentro y fuera del recinto”.

El posteo del adiós de Laffont

En un posteo cargado de agradecimientos y con muchos elogios para su partido justicialista, Ana Laffont se despidió del concejo deliberante. “Gracias!!! Solo me resta decir Gracias!!! Gracias al PJ que me enseñó a caminar su doctrina y enarbolar su bandera”, comienza el texto de despedida.

Y continúa “Gracias a mi viejo Rene Oscar Laffont que me trasmitio la pasión. Gracias a mi hijos Veronica C Laffont Cali Calizzano que siempre entendieron que (a veces) primero estaba la pasión política. Gracias a Walter Torchio al cual acompañe estos 8 años en el convencimiento de lo legislativo. Gracias a los compañeros y amigos de la gestión. Gracias a los amigos/as de la vida que siempre me acompañaron y bancaron. Gracias a los medios que me dieron espacios. Gracias a la oposición porque sin ellos no hubiera aprendido. Y mil gracias Uds mis compañeros de Bloque de hoy y de ayer…que siempre confiaron en mí persona y en mi palabra”.

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *