Advertisement:

Desde la oposición sostienen que las Escuelas de Estética y los CEF serían cerrados por decisión de Vidal

Gabriel Sánchez Zinny es uno de los ministros del equipo de María Eugenia Vidal que más preocupaciones generó en el Ejecutivo bonaerense en lo que va del año. Claro está, el hombre que llegó a la estructura bonaerense de la mano de Esteban Bullrich, durante el mandato del actual senador al frente de la cartera educacional de Nación, tomó una serie de medidas que lo pusieron en el ojo de la tormenta.

La primera de ellas fue el cierre de las Escuelas del Delta de San Fernando, acto que finalmente quedó obsoleto producto de la organización de los familiares afectados por la decisión de la Provincia. El camino lo siguió el cierre de escuelas rurales en todo el territorio bonaerense, algo que nuevamente generó repercusiones negativas y la marcha atrás en muchas ocasiones.

Pero no fue lo único, a los pocos días de iniciarse el ciclo lectivo para los bachilleratos nocturnos de la Provincia, se modificó su situación y miles de estudiantes quedaron a punto de perder la currícula. Nuevamente, la organización social y política obligó a Sánchez Zinny a dar marcha atrás.

Los tres primeros casos no fueron los únicos y el recorte en Educación siguió con el fin de los Centros de Actividades Juveniles (CAJ) y los Centros de Actividades Infantiles (CAI).

A su vez, los Centros de Formación Profesionales se traspasaron a la órbita del ministerio de Trabajo. Por ello los docentes perdieron el convenio colectivo de trabajo, la discusión salarial y muchos espacios abiertos en comunión con sindicatos como la Unión Obrera Metalúrgica debieron cerrar.

Al abanico de medidas contra la oferta académica estatal, se sumó el llamado a jubilación de oficio de todos los docentes que hayan cumplido con los parámetros para acceder a la misma.

Ahora según informaron desde la oposición, el propio ministro le habría avisado a un intendente que lo próximo que se cerraría son las escuelas de estética y los CEF. Para el gobierno de María Eugenia Vidal no cumplen la función que debería cumplir y es un gasto que se podría destinar a otra cosa.

 

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *