Advertisement:

Walter Torchio hizo un balance positivo de los 6 años de gestión y remarcó que finalizó el 2017 con superávit fiscal

Por: Victoria Juárez y Mariano Gandini

El intendente de Carlos Casares, Walter Torchio le abrió las puertas de su casa al Portal El Toro para darle la bienvenida en este nuevo desafío y realizar un balance en estos más de 6 años de gestión. “Fueron muy positivos, hoy Casares tiene un reconocimiento regional y provincial por lo que vinimos haciendo”, afirmó el jefe comunal.

¿Cuál es el balance de la gestión en estos 6 años?

El inicio fue interesante, cuando comenzamos la gestión teníamos muchos sueños, nos imaginábamos muchas cosas, como por ejemplo que casares tuviese la rotonda y realmente se concretó, o tener un canal en la zona sur, como tenía el mercante en la zona norte y logramos concretarlo. Así un montón de situaciones que me fueron retroalimentando para seguir y querer permanecer como intendente e intentar cambiar algunas dinámicas.

Con relación a lo que ya pasó, en estos 6 años y un poco, es para mí un balance positivo y para la gestión creo que también. Creo que hay un reconocimiento regional y provincial de lo que se vino haciendo en Carlos Casares, y en lo personal lo noto por el trato que tengo con los colegas; desde ese punto de vista es altamente positivo.

¿Cuáles son las cosas que consideras que faltan?

Yo creo que faltar siempre nos va a faltar, es imposible completar el 100% de las cosas porque tiene mucha lógica que aquella persona que vive en calle de tierra y le hagas el mejorado, no va a pasar mucho tiempo que va a demandar el asfalto, y la que ya tiene el asfalto, ve que se está rompiendo y pide bachearlo, las escuelas quieren crecer y mejorar su infraestructura y eso es lo que debe pasar. Los vecinos deben exigir.

Y si tenemos que decir cuales fueron los ejes o hitos que marcaron la gestión de Walter Torchio… ¿Cuáles consideras que hay que resaltar?

Creo que nuestros hitos de gestión fue que cumplimos lo que habíamos prometido y eso me llena de satisfacción. Alguien nos podrá hacer observaciones y nos podrán criticar, pero en líneas generales cumplimos con aquellas cuestiones que nos habíamos comprometido que era hacer una fuerte inversión en obra pública, salud y educación, fundamentalmente pensando a la inclusión como un eje central.

Si proyectamos en un futuro cercano ¿Cómo ves a Carlos Casares?

Creo que nuestro futuro va a depender mucho de cómo vaya la economía nacional, de qué decisiones tome la gobernadora. Nosotros en la medida que hemos sido acompañados logramos hacer cosas importantes, en la medida que ese acompañamiento no se dé, seguramente que vamos a seguir haciendo cosas, pero no tan importantes o en la misma cantidad.

Todavía tenemos una discusión sobre los fondos que va a recibir Carlos Casares, sobre el pacto fiscal, sobre obras que no se terminaron y deberíamos haber recibido los fondos y no sucedió, como es el caso de las 20 viviendas del plan Más cerca, o las 15 cuadras de pavimento.

Nosotros permanentemente gestionamos, intentamos de hacer, pero obviamente que todos los municipios dependemos del estado nacional y provincial.

¿Cómo es la relación de la gestión con el gobierno nacional y provincial?

Con la provincia es muy buena, tengo diálogo diario con funcionarios. A principio de año tuvimos la visita del ministro de educación, hace unos días el de Agroindustria y estuvo a punto de venir la gobernadora pero por problemas de agenda se tuvo que suspender.

Con el gobierno nacional la relación es más difícil, no he podido encontrar los interlocutores como para poder llevar adelante esas charlas, creo que le costó mucho más acomodarse, al tener tan dividida su estructura, hay una cantidad muy grande de ministerios y secretarias, lo que termina haciendo más complejo el engranaje y la verdad es con el único que tengo cuentas pendientes.

¿Es un desafió para lo que viene tener una mejor relación con la nación?

Si obviamente. Creo que también ha jugado mucho la decisión de pasarle gran parte de las políticas que llevaba adelante nación a provincia, en su momento, año 2013-2014, la nación concentraba el 80% de las obras; hoy eso cambió y gran parte de las políticas de la provincia la lleva adelante el gobierno de Vidal. Pero han quedado un resabio de políticas que están en manos de la nación que necesitamos que las destrabes.

La nación está más abocada a temas macro como las obras en las rutas y se ha alejado de la relación con los municipios, el problema es que hay obras que están inconclusas y que hay que terminarlas o darles un corte y decidir hacia dónde vamos. Las viviendas y la obra de transito pesado quedaron inconclusas y para nosotros son obras que deberíamos terminar, el estado nacional nos debe 10 millones de pesos.

Si desde el gobierno nacional no continúan con la obra que podría estar terminada en dos o tres años, si se tiene que hacer cargo el municipio nos va a llevar no menos de cinco o seis. Ese es el problema cuando el estado nacional o provincial, tiene la decisión de participaron o no en las obras grandes.

Con la obra de Nefrología nos paso que la nación dijo no vamos a hacerla, y nosotros desde el municipio decidimos realizarla, pero los valores eran mucho menores, era una obra accesible.

¿Cómo están las arcas del gobierno municipal en materia económica? ¿Cómo recibiste el gobierno hace 6 años y en qué estado se encuentra ahora?

Nosotros la recibimos en un momento un poco complejo, porque en ese momento tuvimos la quita del 10% de la coparticipación, en ese momento el presupuesto era de 50 millones de pesos y la quita era de 5 millones, fue muy duro para nosotros. Las arcas no estaban mal, pero fue un golpe duro lo de la coparticipación.

En ese momento nos llevo a no pagar los aumentos de sueldos en tiempo y forma, lo que nos provocó una fuerte discusión con el sector de salud. A pesar de eso poco a poco fuimos restituyendo toda esa situación y logramos terminar el año pasado con superávit fiscal, un superávit importante, que nos permite tener un colchón interesante para solicitar créditos y poder seguir avanzando en la adquisición de maquinarias, luminarias, estamos pensando en comprar una nueva quinta para hacer viviendas, teniendo en cuenta que el gobierno nacional y provincial no tienen programas de viviendas vigentes, estamos yendo por el esfuerzo propio, así que esa base nos va a permitir llegar al año que viene tranquilos.

Hay temas que podemos resolver rápidamente y otros que son más complejos. El tema de la vivienda social, era un tema que siempre el estado nacional resolvía, lo hizo con el barrio Santa Teresa, Balbín, Rampi, Carlos Arroyo, el plan federal de las 111 viviendas; en ese punto tenemos un problema, pero que podemos ir acompañando de a poco y buscando soluciones.

Tenemos otros problemas que son más sociales, que dependen del compromiso de la sociedad, más allá de la decisión política, como por ejemplo el tema de la basura y las motos, necesitamos que el padre, el adulto, genere conciencia en los adolescentes. Entiendo la madre que va con tres nenes a la escuela en la moto, más allá de que está cometiendo una infracción; pero que la usa para cuestiones domésticas; el problema es después, cuando se la agarra el hijo adolescente, le hace una conexión al caño de escape y sale a hacer ruido en la noche o andar a alta velocidad.

Y después tenemos otro problema que es mucho más grave y más complejo que dependemos en un 100% de la justicia y la policía, que tiene que ver con la droga. No es un tema menor, es un tema importante, así como en su momento hubo operativos, necesitaríamos muchos operativos de esos para que bajara en cuanto a su intensidad. Es un tema social, que no solamente está en los 135 municipios de la provincia, sino que está en el país, en el continente y en el mundo; existe en todo el mundo, pero no por eso no es un tema que nos deje de preocupar.-

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.