Advertisement:

Bernardo Grobocopatel le dice “basta” a su propia creación: Agropecuario Argentino

Mariano Gandini
Mariano Gandini


Es sorpresa para los desentendidos, pero para quienes viven el día a día del Club Agropecuario Argentino de Carlos Casares no lo es. El presidente y creador del club, Bernardo Grobocopel hace años que viene amenazando con tomar la decisión de dar un paso al costado.

Aunque todavía la decisión final no está tomada, según pudo saber PortalElToro.com en las próximas horas no muy lejanas, “El ruso” como se lo llama en el terruño informaría su decisión de dar un paso al costado.

Lo motivos serían varios, pero el que mayor peso tiene es el cansancio del empresario sojero y dirigente del fútbol con las decisiones políticas que se toman en la Asociación del Fútbol Argentino.

Su mala relación con el Cesar “chiqui” Tapia y el poco dialogo con la actual gestión de la AFA sería el detonante o la gota que rebalsó el vaso para que Bernardo Grobocopatel deje su propia creación, el Club Agropecuario de Carlos Casares.

En su cuenta de facebook, por la cuál siempre hace sus comentarios o deja los mensajes oficiales, Bernardo Grobocopatel dejó dos mensajes subliminales; una imagen que dice «Game Over» (fuera de juego) y otra que describe aún más la situación actual que está pasando el dirigente: «Let´s start The Show» (comencemos el show).


¿Quién lo reemplazará?
Desde hace un tiempo el encargado de cerrar las contrataciones y estar en el día a día del club es su cuñado, Juan Pablo Malfatti, un hombre de pura confianza de Bernardo y que viene realizando una tarea destacada en la gerencia del “sojero”.


¿Cambiará algo sobre el desarrollo y las actividades de la institución?
Según informaron allegados a Bernardo Grobocopatel, nada cambiará. Por el contrario, creen que un cambio de aire en la conducción podría darle un mayor impulso a la institución. El “Ruso” no se va, dejará el día a día y las cuestiones de resolución cotidiana en manos de Malfatti, pero siempre va a estar detrás de las decisiones estructurales que se tomen en el club.

Para tranquilidad de los más de 300 chicos que integran la escuelita y las divisiones inferiores del club, todo seguirá funcionando como hasta el momento.


¿Bernardo se va del país?
Es una de las posibilidades, aunque todavía no lo tienen completamente definido. En varias oportunidades el propio Bernardo comentó que tuvo el ofrecimiento de gerenciar clubes en diferentes países de Europa. Quizás esta sea una de ellas y quiera aprovecharla.

La historia de un club que “creció grande”
En el año 2011, Agropecuario empezó a jugar en la liga de Casares; en 2016 disputó el torneo Federal B que seis meses después le dio un pase al Federal A. Actualmente transita la Primera Nacional, segunda división del fútbol argentino.

Agropecuario tiene una pensión para 60 chicos de las divisiones inferiores y un equipo de fútbol femenino que se consagró campeón en la zona de Casares. El club mantiene 40 casas alquiladas para el personal, jugadores y cuerpo técnico.

Tras 10 años de conducir los destinos de su propia creación se va con muchos logros, una institución modelo en la región, una cancha “Ofelia Rosenzuaig” con una proyección enorme, un complejo deportivo de gran comodidad. En materia deportiva con unas divisiones inferiores consolidadas con más de 300 chicos de diferentes puntos de la provincia y el país; y un equipo de mujeres que logró estar en la cima a nivel regional. En la primera división todo lo que se vio y vivió hasta la actualidad.


¿Qué le faltó?
Seguramente que varias cosas más, pero hay dos que el siempre nombró y no pudo conseguir. La primera jugar por los puntos contra el equipo del cuál su papá y él son hinchas, Racing Club de Avellaneda; lo hizo a medias, porque jugó en varias oportunidades pero nunca por los puntos. Y el otro, es haber llegado a la máxima división del fútbol argentino.

Quizás, Bernardo se tome un tiempo, y dentro de un par de años regrese en busca de esos objetivos, o tal vez ya no, su hijo ya tiene 10 años y es momento de dejarlo crecer sólo. El tiempo dirá….

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *