Advertisement:

Hace 108 años nacía en Carlos Casares, Noej Scolnik reconocido como “Juan Pueblito”

Por: Pedro Colombo (Periodista y Escritor)

Un 8 de agosto de 1912 nacía en la ciudad de Carlos Casares, Provincia de Buenos Aires, NOEJ (Noé) SCOLNIK (“JUAN PUEBLITO”). Hijo de inmigrantes judíos establecidos en la colonia agraria Mauricio -por el nombre del Barón de  Hirsch, promotor de la colonización que emprende la Jewish Colonization Association (JCA) en la Argentina y llega al suroeste bonaerense.

La madre fallece cuando Noé tiene 5 años de edad y este, junto con su padre, llamado Enrique, emigra a la ciudad de Buenos Aires. Allí, son ubicados en un orfanato hebreo: el padre, como responsable de la correspondencia en “idish” y el niño, como pupilo. Durante su dura estadía, Noé aprende a tocar la trompeta y muestra inclinaciones artísticas. Huérfano al egresar, comenzará a abrirse paso por la vida.

Tiene aptitudes para la versificación y el cancionero y comienza a rozarse con el ambiente del jazz y del tango. Apuntalado por miembros de la colectividad judía (Fue compañero en el asilo de Ricardo Korn, directivo de la Editorial de música Julio Korn, con quién se reencontró los años ’30), su talento se irá plasmando como periodista y letrista de románticos tangos. 

“Llamada de amor porteño”, con música de Adolfo Ortiz, es grabado en 1941 por Osvaldo Fresedo y su cantante Carlos Mayol; “Mientras caía el telón”, con Roberto Tell, conoce el surco a través del dúo de Ismael Spitalnik y Aldo Calderón; “Leyenda del río”, compuesta por Miguel Nijenshon, es grabada por Alfredo de Angelis, con sus cantores Dante y Larroca, en 1955. “No culpes al amor”, con música de Roberto Caló, significó el debut de Juan Carlos Godoy con el “Colorado” banfileño y a la par, Caló la grabó con el Maestro de cantores Héctor de Rosas (Quién tuvo un Conservatorio de Canto en La Plata).

A estas aptitudes, el nacido en Carlos Casares sumó las de director artístico, animador, publicista y autor radioteatral en las emisoras del “Patriarca” Jaime Yankelevich, de Rosario. Allí dedicó “Rosarina linda” a su esposa Rosita Villa.  Para esta presentación escucharemos “El piano del bar”,  tango de Noé, compuesto y grabado por la prolija Orquesta de Carlos Fígari, con la voz del cantor platense Enrique “Quique” Dumas (1957).    

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *