Advertisement:

Huerta urbana: ¿Qué hay que sembrar en agosto?

Con la llegada de días más largos, y un leve aumento de la temperatura la planificación y el menejo de los cultivos resultan factores claves para tener una buena siembra y cosecha de nuestra huerta. En nuestro país, en el mes de agosto se puede sembrar Acelga, Lechuga, Perejil, Remolacha, Achicoria, Rúcula, Zanahorias, Escarola, Puerro, Arvejas,

Con la llegada de días más largos, y un leve aumento de la temperatura la planificación y el menejo de los cultivos resultan factores claves para tener una buena siembra y cosecha de nuestra huerta.

En nuestro país, en el mes de agosto se puede sembrar Acelga, Lechuga, Perejil, Remolacha, Achicoria, Rúcula, Zanahorias, Escarola, Puerro, Arvejas, Papa, Albahaca, Tomate, Pimientos y Berenjena.

Un aspecto claves es tener en cuenta que a partir de este mes, las plantas empiezan a necesitar más agua, una regla general es saber que aproximadamente se debe incorporar 5 litros/agua por metro cuadrado.

Si todavía no se instaló un sistema de riego, es útil pensar que uno de ellos es el denominado por goteo, que se puede hacer caseramente

Llegado fin de mes, se puede adelantar la siembra de maíz, porotos y zapallitos. Pero, como todavía hay posibilidades de que caiga alguna helada tardía, convendría cubrir las plantas que hayan nacido con alguna cobertura, a modo de ejemplo: polietileno transparente, paja o restos de maleza secos y mantener la humedad del suelo.

Ademas, es importante rotar los cultivos para cuidar los nutrientes del suelo. Esta acción consiste en cultivar plantas diferentes en cada temporada. Por ejemplo: Si en un cajón sembramos tomates, albahacas y cebolla de verdeo durante la primavera-verano, en la temporada de otoño-invierno sembraremos habas, repollos y puerro.

Claves

Cada vez que siembre se deben tener en cuenta dos factores: la profundidad y densidad de siembra. La profundidad de siembra se calcula a partir de las dimensiones de la semilla y es de dos a tres veces su tamaño. Por su parte, la densidad de siembra alude a la cantidad de semillas que se ubican en una superficie productiva según su extensión. Sobre todo al producir en contenedores, si se colocan muchas semillas en un espacio reducido, las plantas no podrán desarrollarse y será necesario hacer un raleo del excedente.

Si la huerta está ubicada en una terraza, es recomendable construir barreras con plantas altas (como cañas verdes o secas) que atenúen los vientos fuertes del invierno y eviten el excesivo calor del verano. También, pueden utilizarse una tela o media sobra para disminuir el impacto de las temperaturas elevadas.

En cambio, si la huerta está en contacto con calles o avenidas muy transitadas, coloque una barrera verde en el frente del cultivo para retener el humo y el polvo ambiental. El polvo ambiental o smog, rico en hollín y en otras sustancias contaminantes, se adhiere a las hojas de la barrera y la huerta queda al resguardo. En el caso de haber perros o gatos en el predio, genere algún tipo de cerco para evitar la deposición de excrementos en el lugar del cultivo, ya que eso puede transmitir serias enfermedades. Para armar estos cercos, reutilice algunos materiales como pallets o mallas plásticas.

Fuente: Agrorural

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *