Advertisement:

Graciela, “La señora de los barbijos”

Allá por el inicio de la cuarentena hacia mediados de marzo, la vecina de la ciudad de Carlos Casares, Graciela Cortes emprendió una idea y la logró. Comenzó a confeccionar barbijos desde su casa y hoy ya perdió la cuenta de la cantidad que entregó. Los hace para aquellos que necesiten o no puedan conseguirlos sin obtener nada a cambio. La solidaridad en épocas de coronavirus.

Graciela vive en el Barrio San Antonio, Casa N° 26 junto a dos nietos. Sus vecinos ahora la llaman “La Señora de los Barbijos” y asi es como la encuentran. Días atrás dialogó con Victoria Juarez en el programa de radio de la FM 105.1 y Portal El Toro.

“La idea me surgió al inicio de la medida de la cuarentena, una día que estaba en una farmacia escuche una señora que comentó que no se conseguían los barbijos. Entonces llegué a mi casa y dije me voy a poner a hacerlos para la gente que no puede obtenerlos. Me encanta coser así que no es algo que me cueste hacerlo”.

“Me siento contenta de poder ayudar a la gente. Vienen del campo, de todos lados. Vivo con mis dos nietos y ellos me ayudan. Mientras yo coso ellos van mirando los mensajes que me mandan. En el día de hoy por ejemplo tuve 100 encargos y en lo que va de la mañana entregué 50 barbijos”.

“En todo esto tengo que agradecer a toda la gente que me esta ayudando acercandome telas, a una persona que me dio su máquina de coser cuando la mía se había roto”.

En cuanto al valor, Graciela No le puse un precio, no se me ocurriría cobrarlos. La gente colabora con mercaderia, con lo que puede y a ellos les agradezco un montón.

“Ayer, por ejemplo a la mañana vino una señora y me dio una propina y yo le dije que no podía aceptar esa cantidad de plata y ella me dijo que me lo daba por todo lo que yo estaba haciendo y por toda la gente que no puede pagarlo. Eso me llenó el alma”.

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *