Advertisement:

Jacto rompió el molde y lanzó la sembradora autopropulsada planter 500

Opera con motor de 470 CV y un singular sistema de transmisión híbrida que la convierte en la primera en su tipo a nivel mundial. El equipamiento se completa con una tolva de 8.700 litros y bastidor articulado de cinco secciones, con alas plegables hacia adelante.

La novedad se dio en el marco de un megalanzamiento virtual de jacto, que incluyó la presentación en sociedad de cinco modelos, incluyendo su flamante línea de sembradoras, una pulverizadora autónoma de frutales y una nueva cosechadora de caña.

La sembradora autopropulsada Jacto Planter 500 opera con motor de 470 CV, combinado con una transmisión híbrida que canaliza la potencia a través de cuatro motores eléctricos independientes ubicados en cada rueda.

El sistema de siembra propone una tolva central de 8.700 litros con un chasis de cinco secciones y alas plegables hacia adelante (tipo tijera).

Los principales aspectos tecnológicos de la sembradora Planter 500 son los siguientes:

Motor: Diésel, de 470 CV, con generador eléctrico.

Transmisión: Híbrida, con motores eléctricos independientes en cada rueda y potencia controlada mediante inversores de frecuencia. Ofrece una eficiencia energética de hasta 95%, con torque constante en cualquier situación y control de tracción inteligente por llanta.

Chasis: Articulado. Permite usar neumáticos de mayor diámetro en el eje delantero para aumentar la capacidad de tracción.

Tolva: Central, de 8.700 litros, compartimentada para semillas y fertilizantes.

Líneas de siembra: Plantadora de granos gruesos (49/61 líneas), articulada en cinco secciones, con plegado de alas hacia adelante (tipo tijera) y hasta 22º de inclinación lateral.

Dosificación de semillas: Neumática, con dosificador Precision Planting vSet2TM. Compensación de dosis en curvas y control de apertura/cierre línea por línea

Accesorios: Sistema de maniobra inteligente integrado al GPS, con gestión de cabeceras. Sistema de profundidad uniforme Jacto down force (fuerza de la línea de siembra en el suelo), con resortes de gas para lograr una fuerza constante a cualquier altura de la línea de siembra.

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *