Advertisement:

Piden al municipio que se informe sobre la calidad del agua de pozo que se consume en Escuelas Rurales

El concejal del bloque unipersonal Sentido Común y Renovación de Carlos Casares, Emanuel Gemelli presentó un proyecto de solicitud de informes al ejecutivo municipal para que se informe a la población la calidad del agua de los pozos que abastecen a los establecimientos educativos rurales del partido. “El es asegurar su potabilidad y la inexistencia de glifosato, entre otras sustancias tóxicas”, reza el texto del proyecto.

El proyecto solicita elevar el siguiente Pedido de Informe al Poder Ejecutivo Municipal para que a través de la Secretaría de Salud,  Consejo Escolar y Jefatura Distrital evacúe las consultas que se realizan en los siguientes artículos.

 Además desde Sentido Común y Renovación fundamentan quelos habitantes de las zonas rurales de la Argentina deben enfrentarse casi a diario con los productores agrícolas locales por las fumigaciones con glifosato”.

“Se trata de un herbicida utilizado para los cultivos con semillas transgénicas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es probablemente cancerígeno”, asegura el texto del proyecto presentado por Gemelli.

En tanto, Gemelli explica en el proyecto que “el resultado de los análisis realizados en San Antonio de Areco, en el marco de un Programa de saneamiento de escuelas lanzado en diciembre pasado que evaluó el agua en las todas las instituciones municipales y provinciales, tanto del ámbito urbano como rural, determinó que en dos escuelas rurales provinciales, la N°6 en el Camino al Quintón, y la N°14 en la Ruta 31 frente al Haras La Pomme, hay presencia de glifosato en los pozos de agua , que determinó así la clausura inmediata de los dos pozos , y la comunicación a las Autoridades de acuerdo con el Consejo Escolar, para pedir una contraprueba con cadena de custodia”.

“Teniendo en cuenta la información sobre toxicidad aguda y crónica, efectos teratogénicos, mutagénicos y carcinogénicos relativa a los compuestos plaguicidas más utilizados en la región, deben extremarse las medidas tendientes a evitar situaciones de exposición de los niños y niñas de las escuelas rurales del partido de Carlos Casares”, expresan los fundamentos del proyecto de resolución.

Ciudades bonaerenses en problemas

San Antonio de Areco no es la única localidad con este tipo de problema; en Necochea, Trenque Lauquen, San Andrés de Giles, Roque Pérez, Sierra de la Ventana, Ayacucho, Ramallo y Chivilcoy también abundan casos de alergias, problemas respiratorios y neurológicos, malformaciones congénitas, abortos espontáneos, cáncer, o la muerte, como consecuencia de un modelo de agroproducción que hace uso indiscriminado de venenos como el glifosato.

Según el neonatólogo Medardo Ávila, de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, desde que comenzó la fumigación con glifosato en Argentina, las poblaciones de las zonas rurales registran mayor incidencia de cáncer y de malformaciones al nacer.

Los médicos afirman que las personas se enferman de manera diferente. Se mueren ahora principalmente por cáncer, desde que se empezó a fumigar y se usaron estos agroquímicos de forma masiva.

Claramente, las poblaciones agrícolas de Argentina tienen en este momento tres veces más cáncer que las poblaciones de las ciudades,  además en el campo de cada 100 nacimientos seis son de niños con malformaciones, frente a una medida de 2% en otras zonas.

 

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.