Advertisement:

Los Bomberos Voluntarios en situación de Alerta y preocupación porque el gobierno los quiere desfinanciar

Distribuidos por todo el país en una cantidad que supera el millar, los cuarteles de Bomberos Voluntarios dependen en el terreno financiero de un esquema de subsidios oficiales destinados exclusivamente a la adquisición de equipamiento. Sin embargo, desde la federación que nuclea al sector se denuncia la progresiva merma y el atraso en esos pagos, que podría desembocar, se afirma, en la “inminente imposibilidad de brindar a la comunidad el servicio de seguridad siniestral”.

Ante este panorama, la mesa ejecutiva del Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina resolvió declararse en estado de alerta, “en defensa de los recursos que sostienen al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios”.

Los servidores públicos argumentan que desde hace dos años padecen las consecuencias de un paulatino deterioro económico, y que las demoras en el pago del subsidio correspondiente a este año “impide a más de mil cuarteles mantenerse operativos y en funcionamiento para salvar las vidas y los bienes de los argentinos en todo el territorio nacional”.

Ese dinero es retenido por la Superintendencia de Seguros de la Nación, que trimestralmente lo remite a la cartera de Hacienda; ésta, a su vez, lo transfiere a Seguridad para que a través de la Secretaría de Protección Civil lo distribuya por partes iguales ente todos los cuarteles, en los que revistan unos 42 mil efectivos.

“Una vez que la Superintendencia de Seguros nos informó sobre la recaudación final del año pasado, más las proyecciones calculadas para este año, pudimos confirmar que nos han quitado casi un 60 por ciento de lo que por ley nos corresponde” precisa Carlos Alfonso, presidente del Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios: “sacaron de nuestra partida más de 637 millones de pesos, lo que se suma al excedente de recaudación de 2017 por más de 147 millones, por el que tampoco obtuvimos respuesta”.

“Menos dinero para el sistema se traduce en menor grado de capacitación, menos equipamiento y más peligro para los bomberos y las víctimas de los siniestros” agregó el dirigente: “ni siquiera se puede plantear que estamos comprendidos en el gasto público, porque los fondos que tenemos asignados no provienen de la renta general por impuestos que percibe el gobierno”.

Situación de Alerta y Precoupación

1.000
cuarteles de bomberos voluntarios son los que están nucleados en torno al Consejo de Federaciones a nivel nacional, entidad que impulsa el reclamo por la merma en los subsidios que reciben.

25.054
es la ley nacional que fija el financiamiento para los cuarteles de bomberos, a través de un subsidio basado en la prima por los seguros. Con esos fondos los cuarteles deben equiparse.

42.000
efectivos son los que integran el sistema de bomberos voluntarios, según las cifras que manejan en Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios.

60
por ciento de lo que les hubiera tocado percibir es lo que les adeudan a algunos cuarteles de bomberos. Hay preocupación por los recortes y las demoras.

Fuente: El Dia

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *