Advertisement:

Aparecieron en Carlos Casares prendas de vestir de Juan Carlos Woldryk

Las ropa fue hallada por un pescador en el canal “Mercante” del partido bonaerense de Carlos Casares. El joven de 30 años desapareció hace más de 10 días mientras trabajaba en un establecimiento de Bolívar.

Desde el Comando de Prevención Rural informaron lo siguiente a portaleltoro.com

En el día de ayer (sábado) siendo las 21:30 horas se recibe un llamado a través del número de emergencia 101, donde un pescador ocasional el cual se encontraba en el Canal Mercante y ruta provincial N° 50, había hallado prendas de vestir (campera y camisas) al costado de dicho canal sobre la banquina.

Los elementos encontrados indicarían que se trataba de la ropa similar a las que poseería el ciudadano Woldryk Juan quien desde el día 30 de marzo se encuentra desaparecido en la ciudad de Bolívar, por lo existen actuaciones por “Av. De Paradero” bajo intervención Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada nro. 15 de la ciudad de Bolívar, a cargo de la Sra. Agente Fiscal Dra. Sebastian Julia María.

De acuerdo a lo relatado se constituyó personal de este CPR juntamente con personal Jefatura de Seguridad Carlos Casares, y previo constatar la presencia de dichas prendas en el lugar se inician actuaciones por Av. de Ilícito, bajo intervención de Ayudantía Fiscal Carlos Casares a cargo de Dr. Graziano Roberto y Unidad Fiscal N° 02 del Dpto. Judicial Trenque Lauquen a cargo de Dr. Butti Martin.

Se convocó a personal de policía Científica de Pehuajo, quienes incautaron las prendas mencionadas, las que luego fueron exhibidas por personal de la Sub DDI Bolívar a familiares del desaparecido Juan Woldrik, reconociendo las mismas. Dada la situación climática se preserva el lugar del hecho para el posterior inicio de rastrillajes.

Juan Carlos Woldryk

Confirmaron la extorsión

Vale recordar que la principal hipótesis de la fiscal Sebastián se basa en que la desaparición se relaciona con una extorsión que, desde la cárcel de San Nicolás, Woldryk estaba sufriendo durante los días previos. Incluso, pese a que el objetivo es encontrarlo con vida, no descartan que, por ese motivo, podría haberse suicidado.

De hecho, tras ser revisada la línea telefónica de Woldryk en las oficinas de la Sub Delegación de Investigaciones Bolívar (SUB DDI), se confirmó esta semana que efectivamente fue víctima de una extorsión telefónica, que se inició el 22 de marzo.

Desde la Dirección de Investigaciones, de esa localidad bonaerense, comunicaron que personal especializado de la Oficina Tecnológica de la DDI, bajo la supervisión de la fiscal Sebastián y con la presencia de una hermana del joven, realizó “un exhaustivo análisis pericial que permitió la inspección y análisis de las últimas comunicaciones que tuvo el empleado rural”.

La fiscal explicó que el peón rural fue víctima de un engaño que consiste en que un grupo de delincuentes se hacen pasar por una mujer mayor de edad que seduce a la víctima vía chats virtuales, llamados telefónicos y/o mensajes de WhatsApp hasta conseguir que provea de fotos íntimas.

Luego, los extorsionadores simulan ser abogados, comisarios o fiscales. Llaman a la víctima y le dicen que, en realidad, esas imágenes fueron enviadas a una menor de edad, y que hay que poner determinada suma de dinero para que no se hagan públicas, y evitar denuncias penales.

Según reportó la fiscal Sebastián al diario La Mañana, Woldryk pagó dinero en dos oportunidades para frenar la extorsión, e incluso llegó a vender un auto. Pero, cuando creía que ya había abonado la totalidad de la cifra que los delincuentes le exigían, el detonante de su desaparición habría sido un comentario de un usuario en su Faecbook personal, realizado el 29 de marzo. Allí, se veía una foto de Woldryk en ropa interior bajo la advertencia “comunicate, porque esto empeora”.

Woldryk no había visto el posteo, pero sí una hermana suya, que le avisó de la situación. A la hora de esa comunicación, no se supo más nada de él. En este contexto, la fiscal tomó, en el mismo establecimiento, declaraciones testimoniales, y además realizó un rastreo de movimientos bancarios de Woldryk.Play VideoUn mega operativo, que el pasado lunes 4 involucró a 270 personas, buscó sin éxito al peón que desapareció el pasado miércoles 30 de marzo. (Video: Diario La Mañana de Bolívar)

En ese marco, la fiscal detectó que, a pedido del peón, el comprador del vehículo transfirió $10.000 al CBU de un hombre que vive en San Pedro. Cuando allanaron ese hogar, descubrieron que se trataba de un comisionista que llevaba encomiendas a la cárcel de San Nicolás.

Con las pruebas recabadas, se ordenó, días atrás, otro allanamiento a la celda de Luis Miguel Galeano, un recluso alojado en el pabellón 4 de ese penal que cursa una condena de 9 años de prisión por un delito de gravedad. Allí, se encontraron chips de líneas telefónicas que, tras los recientes peritajes, coincidieron con las comunicaciones que Woldryk había tenido desde su teléfono.

Además, en la localidad de Gobernador Castro, donde viven la esposa y la cuñada de Galeano, secuestraron comprobantes de transferencias bancarias de la víctima desaparecida.

Otra pista importante, según relató Sebastián, fue que entre las pertenencias de Woldryk se localizó un número de teléfono anotado con la leyenda ‘fiscal’, que también los llevó a la Unidad Penal N° 3 de San Nicolás.

Si bien el joven de 30 años se llevó su celular, dejando el resto de sus pertenencias, ese entrecruzamiento de datos pudo hacerse gracias a información provista por la compañía telefónica. De hecho, Galeano quedó imputado por el delito de “sextorsión”.

Se solicita a la comunidad que ante cualquier dato de interés sobre el paradero de Juan Carlos Woldriyk de aviso a los números de emergencias 101/911.

Advertisement: