Advertisement:

Vidal lanza un plan de obras de 12 mil kilómetros para los caminos rurales

Son trabajos reclamados por el sector en vías de tierra consideradas “troncales” para la circulación de la producción agropecuaria.

 

En medio de los cortocircuitos que atravesó la relación entre su administración y las entidades que agrupan a productores del campo, la gobernadora María Eugenia Vidal puso en marcha un plan para reparar en dos años la mitad de los caminos rurales de la Provincia, una serie de obras que venían siendo reclamadas por los dirigentes del sector.

Se trata de 12 mil kilómetros de caminos de tierra considerados troncales dentro de la castigada red vial por donde circula buena parte de la producción agropecuaria y ganadera de la Provincia, que tiene una extensión total estimada en 25 mil kilómetros.

La medida fue adelantada el jueves pasado por la gobernadora Vidal en el marco del discurso de apertura de sesiones ante la Asamblea Legislativa. Fue el principal anuncio relacionado con el agro, un sector golpeado en los últimos meses por la sequía que afecta a buena parte de los campos. Y un claro gesto de parte de la Gobernadora para intentar recomponer la relación con la dirigencia rural.

“Necesitamos trabajar sobre los caminos rurales, una demanda histórica del campo que vamos a atender. A partir de este año la Provincia se va a hacer cargo del mejoramiento de 12 mil kilómetros de caminos rurales hasta el 2019”, dijo Vidal en el discurso, en el que también se refirió a los productores afectados por la sequía. “Quiero decirles que no están solos. Que en todos los casos que haga falta será mantenida la ayuda para el pago de impuestos y acceso al crédito. Mientras tanto vamos a seguir haciendo las obras contra las inundaciones, como hasta ahora”, aseguró.

El anuncio hizo referencia al plan puesto en marcha este año y que implica un cambio fundamental en el abordaje de estos trabajos. Hasta ahora, la reparación y el mantenimiento de los caminos rurales estaba en manos de los municipios, desde donde se cobraba a los propietarios de campos una tasa para este fin. Pero las obras no llegaban, los trabajos eran deficientes y en muchos casos las comunas ni siquiera contaban con la maquinaria adecuada. Por eso, el plan implica una suerte de “intervención” de la Provincia.

POTESTAD DE LA PROVINCIA

“La potestad de las obras es de los municipios, pero siempre se generaban líos”, admite EL DIA el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís. “Por eso ahora la idea es que la Provincia intervenga en este tema a partir de algunas medidas concretas como la compra de maquinaria adecuada, la capacitación de personal para realizar estos trabajos y además, en lo que refiere específicamente a nuestra cartera, en la definición de en qué caminos vamos a iniciar las obras de acuerdo a la importancia estratégica en términos de producción”.

Según se informó, el plan comenzará por caminos rurales de la cuenca lechera. Brandsen, de hecho, será uno de los primeros distritos beneficiados. Hace algunas semanas, Sarquìs recorrió junto al intendente Daniel Cappelletti la Ruta 54 que conecta con Oliden, la principal vìa lechera de la zona, clave para el traslado de la producción láctea y la vida cotidiana de los vecinos. Después, seguirán por Nueve de Julio, Trenque Lauquen, Guaminí y Pehuajó.

El plan tiene una complejidad adicional ya que las obras en los caminos que atraviesan los campos bonaerenses varían de acuerdo a las características del suelo de las regiones y del tipo de producción que se traslada. En algunos casos, se harán abovedados para que no se acumule el agua. En otros, entoscados para poder circular. A otros se les agrega además alcantarillas y tubos.

Todo eso, en caminos por donde no circula una maquinaria, en algunos casos, desde hace más de tres años.

“Es un proyecto sobre el que veníamos trabajando con Infraestructura y Vialidad y que implica un concepto diferente en materia de caminos rurales. Dejar de hacer obras por coyuntura y pensar en el largo plazo”, dice Leo Sarquís.

“Arrancamos con 12 mil kilómetros de vías troncales, sobre un total de 25 mil kilómetros de caminos rurales de la Provincia. No los vamos a hacer todos en un año, pero si la mayor parte, porque la diferencia es que ahora la maquinaria la compra la Provincia y las obras se hacen con control de la Provincia, desde donde además aportamos una mirada estratégica”, agrega.

MANTENIMIENTO DE LOS CAMINOS

En ese marco, se prevé que los municipios sigan cobrando la denominada “tasa por hectárea”, que pagan los propietarios de campos y que es, junto a los fondos que gira la Provincia, la vía de financiamiento con que cuentan las comunas para el presupuesto en mantenimiento de los caminos.

Por eso, el plan de la Provincia ya genera algunos cuestionamientos desde las entidades. “Estas obras deberían hacerlas los municipios. Por eso cobran las tasas y reciben aportes de la Provincia”, dice Matías De Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

“Quieren hacer funcionar algo que no anda. Hoy los municipios cobran a los productores una tasa que oscila entre 80 y 100 pesos por hectárea que es justamente para la conservación y el mantenimiento de la red vial municipal. Pero el problema es que muchas de las intendencias no generan absolutamente ninguna contraprestación y ese dinero termina siendo usado para gastos generales”, dispara el dirigente rural. “Que se hagan cargo ahora de algunas redes troncales no va a solucionar el problema”.

Fuente: www.revistachacra.com.ar

Advertisement:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *